Hace 23 años, Juan Carlos Alonso transporta cientos de niños, y hasta una vez, llevó a una pareja de recién casados en su noche de bodas. Los abuelos que pagan el boleto para recordar su infancia. Y un negocio jamás imaginado que salvó a su propia familia.

1.1k
Share