“Las artes marciales nos ayudan a aprender valores”


Share

 

Guillermo Vélez es mucho más que el instructor de yudo más popular de Lobos. Publica una revista de fitness y organiza una exposición de equipamientos para gym. Cómo las artes marciales nos enseñan a ser mejores personas.

 

 

 

 

A las 18hs del jueves el tatami esta en silencio, los chicos y el profe están haciendo el saludo inicial “ZAREI”. El profe es Guillermo Vélez, nació en Santiago del estero hace 42 años. En 1996 se mudó a buenos Aires a realizar sus estudios. periodista, emprendedor. Desde el año 2002 edita y publica la revista Mercado fitness dedicada a los clubes y gimnasios que se publica en 6 países de Latinoamérica. También organiza la exposición de equipamientos para gimnasios más grande del país.

En el año 2014, junto a Noemí y su pequeña hija Florentina se mudan a Lobos buscando un lugar tranquilo, seguro y no tan alejado de sus actividades empresariales.

En marzo del 2015 organiza las primeras clases de yudo en Lobos, fue en el club Rivadavia. Arranco con una muy buena respuesta de alumnos que con el tiempo lo llevo a abrir un lugar propio dedicado a las artes marciales y donde ya cuenta con más de 70 alumnos.

 

Aprender a adaptarse. En Yudo no gana el más fuerte, gana el que mejor se adapta a la situación.

 

“Considero que las artes marciales son fundamentales en el aprendizaje de valores, el compañerismo, el respeto, la solidaridad. En el Yudo aprenden a conocer su cuerpo y respetar el cuerpo de los demás, ponemos mucho énfasis en cuidar al otro”

Yudo quiere decir el camino de la suavidad y tiene que ver con que no siempre vence el más fuerte, el más grande, sino el que sabe adaptarse. El principio de la no resistencia es aceptar la fuerza del otro y hacerla propia para lograr nuestro objetivo.

Podría Interesarte  Secretos del herrero que enrejó hasta la comisaría

Dentro de los logros deportivos de sus alumnos hay varios campeones nacionales como Nicolás Galloti que fue citado para la selección infantil de yudo, Matías bruno y Pablo Bisbal. Segundo Francisco Colazo y Gabriela Olguín tercera.

“La metáfora que más nos enseña esta disciplina es aprender a caer. Sacarnos el miedo a caer, y de esa manera aprendemos a levantarnos más rápido, ese es el principal aprendizaje”

 

 

Hacé tu donación y ayudanos a seguir creciendo

Donar $50
Donar $100
Donar $200

¿Te gustó la nota? Suscribite a nuestro newsletter o seguinos en las redes