El FASTA tiene quien lo cuide


Share

Carlos Nessi está al frente de la escuela hace más de 20 años y tiene 1200 chicos a cargo. Conoce como pocos, las luces y sombras de la educación. Está jubilado pero sigue activo. Prejuicios, rivalidad con el Colegio Nacional y el día que vio lo que hay más allá de la muerte.

 

 

 

Pocas personas en Lobos –excepto quizás el intendente y el comisario- tienen tantos frentes de conflicto como Carlos Nessi, el apoderado del Colegio FASTA. Desde 1998, cuando este mendocino, hijo de un aceitero llamado Domingo y una ama de casa llamada Josefina, se hizo cargo de la escuela que pasaba de ser colegio de monjas a escuela mixta, asumió la responsabilidad de 1200 chicos. “Como no conocía a nadie en Lobos”, dice Nessi, 71 años, chaleco bordó, sonrisa a media asta, “dormí el primer tiempo en el mismo colegio. Me pusieron un colchón en el aula de arriba y pasaba las 24 horas trabajando acá. Por entonces, construíamos el espacio para unificar el jardín de infantes así que era el doble de trabajo”.

Nessi se toma todo como personal: así que ni bien asumió decidió reunirse uno por uno con los 80 docentes de la escuela en una maratón de menos de dos días. “Con las maestras de jardín terminamos juntándonos como a las dos de la mañana, fue agotador”, dice. “Lo que pasaba que era la escuela ya funcionaba pero cada directivo actuaba por su cuenta, no existía un plan académico integrador. Y ese fue mi primer desafío”.

Lleva 21 años al frente de una escuela que es un micro mundo: un hervidero de 25 aulas, 138 empleados –entre docentes y no docentes-, y una construcción de 5300 mts cuadrados donde también, siempre hay que algo que reparar. Siempre hay un problema humano o edilicio. Algunos más graves que otros. Y a Nessi le toca bajar el peso de la ley. “En toda institución alguien tiene que poner disciplina. Y a veces, eso puede ser duro para la gente. Pero así funcionan las cosas. Yo no juzgo. El que juzga es Dios, pero alguien tiene que tomar medidas disciplinarias”.

Podría Interesarte  Nuestro Bill Gates

Por si fuera poco, durante ocho años y nueve meses, Nessi estuvo al frente del Foro de Seguridad, donde tomaba denuncias de vecinos y las derivaba a las autoridades. “A veces era ingrato, porque uno veía tantos chicos en situación de riesgo y no podías hacer nada más que derivar los casos. Muchos de esos chicos, los propios padres los mandaban a robar”.

Dedicación full time. Está a cargo del FASTA hace 21 años. Se reúne con todos e hizo de la escuela una cruzada personal.

 

Tanto roce con los chicos, tanto contacto con los problemas de las familias y las grietas del presupuesto educativo, a Nessi le dieron experiencia para desarrollar sus propias máximas educativas: “Mira, yo siempre digo que las tres grandes instituciones son la familia. El colegio y la iglesia. La familia te educa. La escuela te instruye. Y la iglesia te forma. Si falta, una, el chico está incompleto”.

-Años atrás, se disparó una polémica por unas supuestas declaraciones suyas donde se mostraba en contra de que los chicos usen profilaxis.

Nessi: Ésa fue una desinformación de los medios. Yo nunca dije eso. Además, yo no estoy ahí cuando los chicos tienen relaciones, ¿cómo voy a decirles que no lo usen? Cada uno puede hacer en privado lo que quiera. Yo lo que dije a los chicos es que también la profilaxis implica ciertos riesgos. Y los riesgos lo asumen ellos. Después los medios, agrandaron la cosa.”

-¿Qué es lo que más le duele de la gente?

Nessi: Cuando hablan por redes sociales. Esos son cobardes. Que vengan acá a reunirse conmigo y sepan cuál es mi verdadera posición. Yo estoy todo el día en la escuela. Esta es mi política: el cara a cara. Yo me reúno con todos. En los cursos tenemos chicos delegados. Y cuando hay un problema los llamo y les digo: cómo es este profesor. Y cómo es este alumno. Y los chicos me cuentan. Hablan sin pelos en la lengua.

Podría Interesarte  Acusada del homicidio de su ex pareja por defenderse, Ayelén Roldán habla desde la cárcel: “La Justicia me dejó sola”

-¿Le tienen miedo los chicos?

Nessi: No me tienen miedo. Me tienen respeto. Que es distinto.

-¿Cuáles fueron sus tres grandes logros durante estos 20 años en el FASTA?

-Logramos consolidar los campamentos y las salidas de los chicos. Pues en los campamentos les enseñás a convivir con chicos de otras divisiones, y en las salidas les enseñás cultura. Logramos que los padres de los chicos sean figuras claves en la escuela. Aunque no hacen cartel ni propaganda, son participantes activos, proponen, reúnen fondos y están presentes. Y por último, logramos que le Fasta brinde una formación integral. Es decir, también les hablamos a los chicos de sexualidad, del cuidado del cuerpo, de los riesgos del alcohol y las drogas.

 

Ser mejores personas. Dice que ése es el objetivo que tiene su escuela. “Con esto”, explica Nessi, “ya estoy satisfecho”.

 

-¿Por qué existe una rivalidad histórica del Fasta con el Nacional?

Nessi: Eso es un invento. Y hay gente grande metida en eso.

-Pero siempre el día de la primavera existen episodios de violencia entre ambas escuelas.

Nessi: Es cierto. Pero al otro día vuelven a ser todos amigos. Sin ir más lejos, luego la mitad de los chicos del Fasta se casan con las del Nacional. Yo me río. Y otro mito es que en el FASTA viene la gente de dinero. Eso es mentira. Acá recibimos todas las clases sociales. Y hasta el hijo del que recoge la basura en la cuadra de casa, trae a su hijo al FASTA.

-¿Cree que el FASTA es la mejor escuela de Lobos?

Nessi: Eso no lo puedo decir yo. Que lo digan los padres. Por mi lado, me basta con que los egresados del FASTA sean buenas personas. Con esto, ya estoy satisfecho. A los chicos les pido que aspiren a ser políticos y que no sean corruptos. Porque ya de chicos están desencantados de la políticos. Y eso no puede ser.

Podría Interesarte  José Ponce: el hielero de los mil carteles

-¿Cuántos años va a seguir al frente del Fasta?

Nessi: Bueno yo ya estoy jubilado hace rato. Me dieron la opción de retirarme. Y yo dije: mientras sea útil, me quedo. Mientras pueda hablar con los alumnos sin problemas, y no me ponga como un viejo cascarrabias, seguiré al frente del FASTA. ¡Mi proyecto es quedarme hasta los 93 años!

-Aún con tantos problemas encima, nunca se lo ve estresado. ¿Cómo hace?

Nessi: Bueno, mi médico no dice lo mismo. Cuatro años atrás, se me perforó el intestino y casi me muero. Estuve cuatro días en coma y 18 en terapia intensiva. Y el médico le dijo a mi señora que era producto del estrés.

-¿Y se sentía muy presionado?

Nessi: Para nada. De hecho estaba de vacaciones en Puerto Madryn cuando se desató esto. Y luego me vine rápido para Lobos y allí tuve un episodio que cuento poco.

-¿Qué pasó?

Nessi: Estaba en el baño y de pronto, veo como el techo de madera de casa se abre y entra una luz muy fuerte. Yo le pedía a Dios que si seguía siendo útil que me permitiera volver. Si no, no.  Luego, me descubro tirado y mi mujer que me daba cachetazos para reanimarme. Estuve inconsciente y supe lo que se siente estar muerto.

-¿Y le tiene miedo a la muerte?

Nessi: Nunca le tuve miedo a la muerte.

-¿Y a qué le tiene miedo?

Nessi: A las personas. Y en especial, a la lengua de las personas.

Hacé tu donación y ayudanos a seguir creciendo

Donar $50
Donar $100
Donar $200

¿Te gustó la nota? Suscribite a nuestro newsletter o seguinos en las redes